jueves, 26 de abril de 2018

LA EMOCIÓN GUÍA LA ATENCIÓN Y LOS ERRORES


Evolutivamente, que nuestra emoción dirija nuestra atención es un avance de supervivencia insoslayable. Sin esta jerarquía de procesos, posiblemente, no estaríamos ahora aquí. Sin embargo, esta jerarquía puede ser también contraria a nuestros intereses.


Estamos intentando salvar una situación social que nos provoca un incremento de la activación y nuestros procesos atencionales pueden verse afectados negativamente. Esto sucede cuando tratamos de ocultar algo a los demás.

En el siguiente vídeo, elaborado a partir de https://www.youtube.com/watch?v=R7Ov3Gegx4s, además de las expresiones de preocupación y emoción negativa, de un incremento de gestos adaptadores (girar el bolígrafo) y un incremento en la tasa de parpadeo, indicadores de un incremento del arousal o activación, se puede comprobar como, por interferencias en la atención (pues la atención está en mantener una apariencia de tranquilidad), se enuncia una frase que no tiene sentido alguno, como estrategia distractora y de relleno, para cambiar el foco de atención. Es una estrategia fallida debido a la activación emocional que sufre, pero es lógico pensar que, en estas situaciones, las personas tratamos de llevar el foco hacia otra parte, aunque corramos el riesgo de equivocarnos.

La frase es la siguiente:
"PORQUE, A VECES, DIFUNDIENDO ESE TIPO DE COSAS, SE CONSIGUE, JUSTAMENTE, EL EFECTO CONTRARIO, QUE ES DIFUNDIR LAS NOTICIAS QUE PUEDEN PERJUDICAR A UN SUPUESTO RIVAL, YO CREO, POR TANTO, VAMOS..."

Y no tiene sentido ya que el efecto contrario nunca puede ser perjudicar a un rival, más bien lo contrario.




BIBLIOGRAFÍA:

Ekman, P., & Friesen, W. V. (2002). Facial Action Coding System: A technique for the measurement of facial movement. Palo Alto: Consulting Psychologists Press.


Fernández-Abascal, E.G. y Chóliz, M. 2007. Expresión facial de la emoción. Madrid: UNED 

Haak, M., Bos, S., Panic, S., & Rothkrantz, L. J. M. (2009). Detecting stress using eye blinks and brain activity from EEG signals. Proceeding of the 1st driver car interaction and interface (DCII 2008), 35-60.

Maestripieri, D., Schino, G., Aureli, F., & Troisi, A. (1992). A modest proposal: displacement activities as an indicator of emotions in primates. Animal Behaviour44(5), 967-979.

Öhman, A., Flykt, A., & Esteves, F. (2001). Emotion drives attention: detecting the snake in the grass. Journal of experimental psychology: general130(3), 466.


Schimmack, U., & Derryberry, D. E. (2005). Attentional interference effects of emotional pictures: threat, negativity, or arousal?. Emotion5(1), 55.

Troisi, A. (2002). Displacement activities as a behavioral measure of stress in nonhuman primates and human subjects. Stress, 5(1), 47-54.



Francisco Campos Maya




LAS MANOS, ¿EL DESCUIDO O LA INTENCIÓN? Que cada uno saque sus propias conclusiones


Si recordamos nuestro comportamiento cuando éramos pequeños y pequeñas, solíamos esconder las manos cuando habíamos hecho algo que no estaba bien. También lo solemos hacer, si nos cogemos una muñeca, para controlarnos la frustración. En suma, esconder aquella parte del cuerpo implicada en una transgresión tiene su lógica. 


En 2010, Lee y Schwarz comprobaron que las personas que realizaron un acto deshonesto con las manos (escribir un correo falso) tendieron significativamente a seleccionar jabón de manos después del experimento. Los que mintieron oralmente seleccionaron pasta de dientes. Es decir, trataron de purificar el acto deshonesto e inmoral (mentir) limpiando la zona del cuerpo implicada en la acción.

Tal y como se introdujo, es lógico pensar que esconder las manos es un deseo de no mostrar la zona implicada en un acto deshonesto o prohibido. 

Las siguientes instantáneas pertenecen a un lance de un partido de fútbol y al famoso vídeo de Cristina Cifuentes y el guarda de seguridad. 




BIBLIOGRAFÍA:


Lee, S. W., & Schwarz, N. (2010). Dirty hands and dirty mouths: Embodiment of the moral-purity metaphor is specific to the motor modality involved in moral transgression. Psychological science21(10), 1423-1425.




Francisco Campos Maya



sábado, 21 de abril de 2018

Comunicación no verbal aplicada a la venta en Óptica Salas











jueves, 12 de abril de 2018

REPASANDO LAS UNIDADES DE ACCIÓN FACIAL CON GRIÑÁN


Con el juicio sobre los ERE de Andalucía se ofrece una oportunidad para repasar algunas unidades de acción facial (AUs) del sistema de codificación FACS. (pincha en cada número para repasarlas: 1, 2, 3)



La fotografía a continuación pertenece a una MICRO-EXPRESIÓN DE TRISTEZA, una entre tantas de las que ha podido exhibir José Antonio Griñán durante sus declaraciones en el juicio. 
Podemos observar a una persona básicamente triste, derrotada y con pensamientos negativos acerca de sus resultados. 


En la micro-expresión expuesta, además de la tristeza (au1 + au43) debemos observar que también hay un esfuerzo de contención (verbal y/o emocional) indicado por la compresión de labios y la formación del hoyuelo. Es como si intentase decir "esto es lo que hay y me gustaría que no lo hubiese tenido que decir pues, por el resultado, no es favorable decirlo". A todo esto, hay que añadir el alejamiento (au51 + au55) hacia la izquierda. Suelta las palabras y se aleja de la dirección de las mismas. 

En el vídeo siguiente, procesado a partir de http://www.rtve.es/noticias/mas-24/ se pueden escuchar las palabras de Griñán a la vez que observar lo comentado en esta entrada.




BIBLIOGRAFÍA:

Ekman, P., & Friesen, W. V. (2002). Facial Action Coding System: A technique for the measurement of facial movement. Palo Alto: Consulting Psychologists Press.

Fernández-Abascal, E.G. y Chóliz, M. 2007. Expresión facial de la emociónMadrid: UNED





Francisco Campos Maya



miércoles, 4 de abril de 2018

MOMENTOS DE UNA GUERRA REAL

En esta entrada, utilizando el vídeo https://www.youtube.com/watch?v=o9cshZiXROk, se muestran los gestos, estrategias y emociones del conflicto que tuvo lugar en la Catedral de Palma de Mallorca, siendo la Familia Real la protagonista del mismo.

En el siguiente vídeo-montaje, se podrá observar este conflicto en su proceso, sugiriendo hipótesis sobre cuál es la relación existente entre los miembros de la familia, cuáles los roles de cada uno, cuántos miembros participan en el conflicto y cuán tácito o expreso es.


Como se puede ver, hay emociones como la tristeza, el disgusto y la ira, mucho dolor y un conocimiento muy compartido de dicho conflicto, en el que todos ya pueden predecir la peligrosidad de una distancia, un gesto o un movimiento entre los diferentes personajes. Todos participan, nadie está al margen, ya sea como elementos pasivos, como elementos activos o como elementos moduladores.
El conflicto no es de hace una semana, ni de hace un mes. Todos los miembros de la familia conocen el significado de cada uno de los gestos y expresiones del resto, lo que explica la constante supervisión por parte del Rey Emérito y del Rey Felipe VI.

Os dejo con el vídeo:



BIBLIOGRAFÍA:

Ekman, P., & Friesen, W. V. (2002). Facial Action Coding System: A technique for the measurement of facial movement. Palo Alto: Consulting Psychologists Press.

Fernández-Abascal, E.G. y Chóliz, M. 2007. Expresión facial de la emoción. Madrid: UNED 





Francisco Campos Maya